General marzo 27, 2020

Cartas que curan – Los humanos y Frida

27 de Marzo de 2020. Covid Times.

Carta a paciente anónimo.

Los humanos y Frida

Queridx paciente: 

Soy Inés y estoy pensando en ti. He sabido de esta iniciativa puesta en marcha en varios hospitales de España y he querido sumarme. A mí las palabras me han ayudado siempre en momentos difíciles. Siempre. Deseo que las que te llegan a través de esta carta sean un poco de aire fresco para ti. 

No sé cómo funciona esto exactamente, pero imagino que se reparten las cartas aleatoriamente a las personas que estáis ingresadas por el COVID19. Así que es imposible saber si eres hombre o mujer, tu edad o tus circunstancias. Pues nada, voy a imaginarte. Lo cierto es que los humanos somos muy parecidos, aunque nos empeñemos en pensar lo contrario. Esa es seguramente una de las cosas que nos está enseñando este virus. Todos somos iguales para él. No importan tu país, tu nacionalidad, tu lengua o tu raza. Importa tu salud y poco más. Quizás tu destino, eso lo dejo para los que nos sentimos a gusto con esa posibilidad o ilusión. 

Imagino que estarás sintiendo alguna de las formas del miedo, quizás ansiedad, quizás estés desanimada (acabo de decidir que eres una mujer). Es lógico. A la preocupación que puedas sentir y que es lógica, se añade la adicción de nuestro cerebro al sufrimiento. La falta de contacto con personas queridas y en general con el mundo exterior puede provocar pensamientos oscuros. Eso también me parece completamente normal. Como he dicho antes, los humanos somos muy parecidos, también en nuestras reacciones y emociones. 

Quiero ayudarte a dar entrada a pensamientos de otra naturaleza y así puedes ir alternando pensamiento oscuro y luego pensamiento luminoso, esto es muy “de humanas” también. Te cuento que, a pesar de todo, la primavera está llegando. Las temperaturas siguen frías en Barcelona, pero de verdad que las flores están saliendo. Yo sufro de alergia primaveral y hace dos días no me podía creer que estuviera sintiendo ya los picores y la congestión típica de la llegada de la primavera, pues fuera hace frío y llueve a ratitos. Pero me alegra saber que la naturaleza sigue su curso y antes de lo que nos pensamos estaremos disfrutando del espectáculo de los árboles en flor. Yo calculo que, para cuando salgas del hospital, ya estarán ahí esperándote. Prontito. 

Mandaré esta carta al Hospital del Mar en Barcelona y también la colgaré en mi blog, para ti y para todos, que al final somos lo mismo.  Si quieres comunicarte conmigo, solo tienes que contestar en los comentarios. Me encantará saber cómo te va. 

La foto es de la casa de Frida Khalo en México, donde estuvo tantos años encerrada y con dolor. Aun así, consiguió crear su realidad. A ratitos, imagino. Visité esta casa en el 2018 y me pareció un lugar alegre, rebosante de energía y vitalidad. 

Con cariño, 

Inés

 

 

 

 

  • marzo 27, 2020

  • No Tags.

  • 0 COMENTARIO/S

DEJA UN COMENTARIO